Mundo | Bitácora

Bipartidismo en jaque

Dublín. McDonald con activistas de Sinn Féin en la sede partidaria.

El triunfo de Sinn Féin (SF), formación de izquierda, en los últimos comicios legislativos reconfigura el escenario político y podría marcar el fin del bipartidismo de centroderecha en Irlanda, más allá de que no tendrá mayoría parlamentaria para formar Gobierno. Fundamentalmente, porque el exbrazo político del Ejército Republicano Irlandés exhibió un avance histórico que le permite disputar el poder al democratacristinano Fine Gael y el centrista Fianna Fáil, los partidos que han gobernado el país desde la creación del Estado irlandés. Liderado por Mary Lou McDonald, sin relación con el IRA, el SF logró el apoyo de un importante sector de la ciudadanía, sobre todo de los jóvenes, por focalizar en las desigualdades sociales persistentes (problemáticas de vivienda y salud, especialmente) y por promover la reunificación de Irlanda. «Quiero tener un Gobierno para el pueblo, lo ideal sería que no estén Fine Gael ni Fianna Fail», sostuvo Mcdonald, en relación con una posible alianza con el progresismo, algo que parece difícil. Por su parte, los dos grandes partidos, en un principio, rechazaron formar Gobierno con una fuerza con pasado violento y un programa económico al que califican de «populista». Entre ellos Leo Varadkar, actual primer ministro y miembro de Fine Gael, el gran derrotado de los comicios.