Mundo | Bitácora

Campaña de miedo

Los intentos para reducir la edad de imputabilidad en Brasil no solo corren por cuenta del bloque parlamentario conocido como la «bancada de la bala». El grupo mediático Folha, a través de la consultora Datafolha, publicó una encuesta en la que asegura que el 87% de los brasileños están a favor de considerar imputables a menores de hasta 16 años. Esto sucede en medio de un rebrote de violencia en las favelas de Río de Janeiro y de protestas contra la policía militar, hechos que están poniendo en tela de juicio el proceso de «pacificación». No es la primera vez que Folha produce este tipo de sondeos. Lo mismo ocurrió en 2013 en San Pablo, cuando un grupo de menores asesinó al joven de 19 años Víctor Hugo Depman. En medio de las protestas motivadas por el crimen, emitió una encuesta que revelaba que el 93% de los paulistas quería la baja de imputabilidad, lo cual llevó al gobernador Geraldo Alckmin a enviar un proyecto al Congreso Federal. El grupo, perteneciente a la familia Frías, apoyó el golpe de 1964 a través del diario Folha de São Paulo y colaboró con la dictadura, prestando vehículos e instalaciones a agentes de la represión.