Mundo | Bitácora

Caro préstamo

William Heidt, embajador norteamericano en Camboya, exigió que ese país devuelva un préstamo que Washington dio hace 50 años al dictador Lon Nol. «Ellos arrojaron bombas sobre nuestras cabezas y piden que paguemos. Como no vamos a hacerlo, van al Fondo Monetario y exigen que no nos preste» fue la respuesta del primer ministro camboyano Hun Sen. «Nosotros exigimos que paguen los daños causados por la guerra. Dejaron una gran cantidad de granadas y bombas, por eso tan a menudo los niños mueren por municiones sin explotar», concluyó Sen. La suma en cuestión son 274 millones de dólares otorgados a la dictadura anticomunista para proteger los intereses de la Casa Blanca en Vietnam. A fines de los 60 el presidente Richard Nixon ordenó bombardeos masivos sobre Camboya que dejaron como saldo miles de víctimas.