Mundo | Bitácora

Corporación contaminada


Presencia activa. Operario de la empresa Shell en la localidad de Port Harcourt. (PLAUCHEUR/AFP/DACHARY)

«Debe investigarse a Shell por complicidad en asesinatos, violaciones y torturas», exigió Amnistía Internacional a las autoridades de Nigeria, el Reino Unido y Holanda. La organización publicó un artículo en el que pide investigar a la empresa por participar en violaciones a los derechos humanos junto con las fuerzas armadas nigerianas en Ogoniland y otras regiones. Amnistía cuenta con documentos de la multinacional que demuestran su rol activo, en los años 90, al reprimir manifestaciones que denunciaban la contaminación que causaban sus operaciones. La información recuerda sus vínculos con una unidad paramilitar que incendió el pueblo de Umuechem y arrojó al río los cuerpos de al menos 80 habitantes por organizar protestas pacíficas en su contra.