Mundo | Bitácora

De epidemias

El avance del virus del sarampión en la República Democrática del Congo registra cifras que alarman a las autoridades: más de 5.000 fallecidos y 250.200 casos entre enero y noviembre. El dato, difundido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), duplica la cantidad de muertos por el brote de ébola, con el agravante de que la mayoría son menores de 5 años. «El brote aquí es el más grande del mundo», dijo Kate O’Brien, directora del Departamento de Inmunización de la OMS, sobre una enfermedad que, según especialistas, obliga a concientizar sobre la importancia de las campañas de vacunación. La funcionaria viene mencionando que existen comunidades de algunos países que no vacunan a los niños «por razones religiosas, determinadas creencias o falta de entendimiento sobre la seguridad de las inoculaciones».