Mundo | Bitácora

De vueltos y revueltas

Como respuesta a las masivas manifestaciones que reclamaban «cuentas limpias» en los recursos del fondo de Petrocaribe, el presidente de Haití, Jovenel Moise, destituyó al jefe de gabinete, Wilson Laleau, y el secretario general de la Presidencia, Yves Germain Joseph. Para los analistas, son chivos expiatorios de una crisis en torno al dinero proveniente del convenio con el gobierno venezolano por el cual Haití recibe petróleo subsidiado a cambio de hacer obras de infraestructura con la diferencia. Para la mayoría de la empobrecida población, ese dinero fue al bolsillo de algunos funcionarios y empresas ligadas al Estado. Investigaciones realizadas por el Senado señalaron que unos 2.000 millones de dólares de Petrocaribe se esfumaron a destinos non sanctos. Luego de la represión en las primeras marchas opositoras, la crisis continuó y es difícil prever si con el cambio de gabinete se calmarán las aguas.


Movilizados. Protestas en Puerto Príncipe. (RETAMAL / AFP / DACHARY)