Mundo | Bitácora

Debate final

En un paso importante para la legalización de la eutanasia, el Parlamento neozelandés aprobó el proyecto que permite solicitar la muerte asistida a enfermos terminales adultos con una perspectiva de vida de menos de seis meses, según el pronóstico certificado de dos médicos. Para que entre en vigencia, el Congreso dispuso que se realice un referendo en 2020, con amplias posibilidades de que se ratifique el apoyo a la normativa: en una encuesta reciente más del 70% apoya  la eutanasia. La discusión parlamentaria exhibió posturas diversas: algunos legisladores recalcaron el avance de aprobar la ley porque es en beneficio de la «equidad» y la «justicia», mientras que otros cuestionaron el  cambio en la estructura de relación médico-paciente. Nueva Zelanda podría convertirse en el sexto país en legalizar la eutanasia, junto con Canadá, Holanda, Bélgica, Luxemburgo y Colombia.