Mundo | Bitácora

Desplazados en el valle de Katmandú

El sismo que afectó a Nepal en abril pasado dejó como saldo –además de 7.600 muertos–  8 millones de afectados, 2,8 millones de desplazados y 215.000 viviendas dañadas. Si bien el Gobierno distribuyó tiendas de campaña, mantas y equipos de higiene en improvisados campamentos, muchas familias del valle de Katmandú abandonaron las precarias carpas y regresaron a sus casas. Mientras, los más pobres aún esperan ayuda. (AFP/Dachary)