Mundo | Bitácora

Dos Syriza

La criminalización de los inmigrantes en Tesalónica está profundizando las divisiones en Syriza. El denominado «Grupo de los 53» acusó al primer ministro Alexis Tsipras por el incremento de la represión en la segunda ciudad más importante de Grecia. Esa facción interna, surgida para custodiar la «ideología original» de la agrupación, repudió el desalojo policial de tres edificios ocupados por activistas para dar un techo a los refugiados. «La represión de las iniciativas solidarias es una práctica que no tiene nada que ver con los principios de la izquierda»,  dijeron. Las críticas a Tsipras ocurren mientras se empiezan a sentir los efectos del reciente impuestazo.