Mundo | Bitácora

Ejecución y revuelta

El pasado 2 de enero, Arabia Saudita ejecutó a 47 reos acusados de terrorismo, entre los que se encontraba el clérigo chiita disidente Nimr Baqr al Nimr. Manifestantes iraníes, munidos de retratos del religioso, chocaron contra la policía en una de las protestas que culminó con la quema de la embajada saudita en Teherán. Por esto, Arabia Saudita y sus aliados regionales rompieron relaciones diplomáticas con Irán, lo que agrava aún más el conflicto. (Kenare/AFP/Dachary)