Mundo | Bitácora

El legado de Correa


Ecuador. El presidente junto a sus seguidores. (Buendia/AFP/Dachary)

Ante el difícil momento económico y las críticas que apuntan a un sobreendeudamiento de Ecuador, el presidente Rafael Correa reveló que dejará el poder con el nivel de deuda externa más bajo respecto de las diez gestiones anteriores. El mandatario  aseveró que esto se logró cambiando las lógicas de ajuste adoptadas sus predecesores. «No pueden soportar que el país se haya recuperado tan pronto y el mundo confíe en nosotros», dijo. En este sentido, Diego Martínez, ministro Coordinador de la Política Económica, destacó el éxito de la reciente emisión de bonos soberanos «sin estar atados a cumplir con los condicionamientos que suelen imponer los organismos como el FMI, entre ellos el incremento del precio de los combustibles y servicios básicos o la eliminación de subsidios». Datos oficiales señalan que la deuda se encuentra en el 25,7% del PBI, coeficiente por debajo del histórico nacional.