Mundo | Bitácora

Emergencia alimentaria

Dos millones de habitantes de América Central van a necesitar ayuda alimentaria a causa de la brutal sequía que está produciendo el fenómeno climático de El Niño. Se trata de una cifra advertida por Naciones Unidas, que estima que el 65% de los hogares de esa región no posee reservas de alimento. Según el titular del Programa Alimentario Mundial, Miguel Barreto, se precisarán 75 millones de dólares para ayudar a los afectados que son, principalmente, agricultores de subsistencia y jornaleros que se encuentran en el corredor seco que se extiende sobre las costas occidentales de Costa Rica, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Panamá. Honduras es uno de los que más preocupa a esa entidad, por lo que exhortó al gobierno a tomar medidas urgentes. «No hay un crecimiento de hambre, lo que hay es un fenómeno estacional que está afectando la desnutrición aguda de los niños debido a que los medios de vida de las personas se están deteriorando», adujo Barreto durante su visita a Tegucigalpa.