Mundo | Bitácora

Fin de ciclo

Después de 13 años como canciller alemana y 18 liderando la Unión Cristianodemocráta (CDU), Angela Merkel confirmó que dejará la presidencia de su partido y no se presentará para la reelección en 2021. Su anuncio se enmarca en la crisis de la coalición de gobierno que se agravó luego de las derrotas electorales en Baviera y Hesse. Esa debilidad que hoy exhibe Merkel , referente de Europa, abre interrogantes en un momento donde proliferan conflictos como la salida de Gran Bretaña de la UE, el desafío de Italia por incumplir las reglas del euro en su presupuesto y el avance de la ultraderecha. «Yo soy responsable de los éxitos y los fracasos», dijo. Mientras tanto, crece el descontento contra una dirigencia que no da respuesta a la desigualdad social y también la derecha xenófoba crítica de Merkel, entre otras cosas, por no evitar el ingreso de refugiados.