Mundo | Bitácora

Fujimoris

El expresidente peruano Alberto Fujimori, condenado por delitos de lesa humanidad, lamenta haber incidido para que su hija, Keiko, se involucrara en política. Es que la excandidata presidencial está detenida en el marco de un proceso por lavado de activos y financiamiento ilegal de su partido. «Hija mía, siento mucho haberte metido en el mundo de la política que te ha hecho tanto daño, te pido perdón por eso», dijo el exdictador en un mensaje de su cuenta de Twitter. Keiko deberá permanecer en prisión 36 meses por las «graves sospechas» de que lideró una organización destinada a captar dinero ilícito para su campaña electoral.