Mundo | Bitácora

Memoria viva

Al cumplirse 45 años del golpe cívico-militar en Uruguay, se inauguró la exposición del primer sitio de la Memoria recuperado  en la sede Instituto Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo. Allí funcionaba el ex Servicio de Información de Defensa (SID) donde, durante los años del terrorismo de Estado se montó un  centro clandestino de detención. Con documentos y testimonios, la muestra busca contextualizar el golpe de Estado con sus graves violaciones a los derechos humanos. La vicepresidenta, Lucía Topolansky, en el acto, sostuvo que este tipo de iniciativas tratan de «señalizar la historia, no con el espíritu de mirar hacia el pasado, sino con espíritu de mirar hacia el futuro, porque el pueblo que no tiene raíces y no tiene memoria puede cometer los mismos errores».