Mundo | Bitácora

Multinacionalal banquillo

La multinacional Nestlé vuelve a verse involucrada en un escándalo por vender alimentos contaminados. Las autoridades de India vienen denunciando que la empresa distribuye fideos instantáneos con niveles de plomo que llegan hasta el doble de lo permitido. El producto conocido como «noodles», el cual está dirigido al público infantil y le reporta 240 millones de dólares anuales, no solo debió ser retirado de las góndolas indias en junio, sino que acaba de verse involucrada en una nueva demanda por otros 100 millones. El Ministerio de Asuntos del Consumidor de ese país la acusó de causar daños y perjuicios al engañar a la población y por no informar en los envases sobre la presencia de glutamato monosódico, otra sustancia nociva. Aunque la Suprema Corte de la India intervino a favor de la corporación suiza, también ordenó nuevas investigaciones para los próximos meses.