Mundo | GEORGIA MELONI

Nace una estrella

Es la figura en ascenso que mira el establishment europeo, algunos con esperanza y otros con pavor. A los 44 años, Georgia Meloni carga con tres décadas de militancia que comenzó en las formaciones juveniles del Movimiento Social Italiano (MSI), el corazón del fascismo del país. Vehemente oradora estrella en los actos de Vox, en España, de diálogo permanente con el premier neofascista húngaro Víktor Orbán, y amiga personal de Marione Maréchal Le Pen, la prometedora sobrina de Marine Le Pen. Xenófoba sin disimulos, se declara enemiga de la llamada ideología de género y de los migrantes. Frente a ellos, reclama una encendida defensa de «nuestra civilización bajo ataque». Según las encuestas, puede ser la próxima primera ministra de la tercera economía de la vieja Europa.