Mundo | Bitácora

Negligencias


Texas. Oración de los familiares de las víctimas. (RALSTON/AFP/Dachary)

La Fuerza Aérea de Estados Unidos confirmó que no reportó los antecedentes penales de Devin Kelley, autor del tiroteo en una iglesia de Texas que dejó 26 muertos. La institución aseguró que el expediente de quien fuera condenado por agresión doméstica en 2014 figura entre los 60.000 casos potenciales de delitos no informados al FBI. De acuerdo con la ley, la fuerza debía comunicar que Kelley había sido incluido en la lista de aquellos que no pueden adquirir armas. La familia Holcombe, que perdió a ocho integrantes en la masacre, inició una demanda, donde también acusa al departamento de Defensa de negligencia. Expertos en derecho militar comentaron que el asesino tuvo facilidad para acceder al arsenal debido a que la corte marcial lo condenó anteriormente por mala conducta y no dictaminó la baja deshonrosa, sentencia que hubiera agilizado el envío de información a las autoridades.