Mundo | Bitácora

Ola de terror

Víctimas. Homenaje en el Paseo de los Ingleses. (Hache/AFP/Dachary)

 

Tras el atentado terrorista en Niza que dejó como saldo 84 muertos y más de 50 heridos, ocurrido en el marco de las celebraciones por el aniversario de la Revolución Francesa, el presidente François Hollande prolongó el estado de «emergencia por terrorismo» que había declarado tras los ataques de París en  noviembre de 2015  y alentó a los «jóvenes patriotas» a unirse al cuerpo de reservistas del ejército para colaborar con el cuidado de las fronteras del país. «Tenemos un enemigo que va a seguir atacando, ellos son el mal y nosotros somos capaces de vencerlo», dijo el mandatario. Mientras tanto, la fuerza aérea gala realizó dos bombardeos sobre posiciones de Estado Islámico en Irak y Siria, como  represalia contra el brutal atentado.