Mundo | Bitácora

Plan de Fondo

Tegucigalpa. Protesta opositora contra la represión del gobierno de Hernández. (Sierra/AFP/Dachary)
Mientras miles de hondureños siguen en las calles para denunciar «el flagrante fraude electoral» del oficialismo en el últimos comicios, el FMI ya oficializó su apoyo al presidente  Juan Orlando Hernández. El director para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, lo felicitó telefónicamente y ratificó la realización de un nuevo acuerdo entre el organismo y el país centroamericano. Al margen de los más de 30 muertos causados por la represión, los decretos de toque de queda y las denuncias internacionales sobre violaciones a los derechos humanos, el FMI tiene lista la agenda que implementaría Hernández. Entre los puntos centrales del programa figuran una mayor liberalización del sistema financiero, dar impulso definitivo a las zonas autogobernadas por empresas conocidas como ZEDE o «ciudades modelo» y profundizar las políticas de privatización en áreas sensibles como salud y educación.