Mundo | Bitácora

Poder en pena


Lee Jae Yong. Esposado, abandona los tribunales de Seúl tras declarar en agosto. (Sun Jun Pool/AFP/Dachary)

Fiscales surcoreanos pidieron aumentar la pena de prisión de 5 a 12 años al heredero de Samsung, Lee Jae Yong, el tercer hombre más rico del país. El vicepresidente de la mayor empresa coreana, asociada históricamente con el poder político, fue sentenciado en el marco del escándalo Rasputina, el cual produjo la caída y procesamiento de la presidenta Park Geun Hye en 2017, quien se encuentra arrestada en el Centro de Detención de Seúl.
Los fiscales aseguraron en la última fase de apelación que «se trata de un típico caso de cártel entre dinero y poder» y que «Lee ofreció sobornos tanto a las fundaciones establecidas por el anterior gobierno, como a personas del entorno de la expresidenta, a cambio de que el Ejecutivo le facilitara la sucesión hereditaria y el control administrativo del grupo Samsung». También existen pedidos de extensión de penas de 4 a 7 y 10 años para otros cuatro ejecutivos de la corporación. Se espera que a principios de febrero se conozca la decisión de la corte sobre el destino de Lee y su equipo directivo.