Mundo | Bitácora

Presiones en el medio

La cadena de noticias catarí Al Jazeera sigue recibiendo ataques de la región. Primero fue Arabia Saudita la que exigió su cierre en el marco de las presiones diplomáticas a Catar para normalizar relaciones. Ahora es el gobierno israelí el que se propuso sacarla del aire por su cobertura de los recientes choques en la Ciudad Vieja de Jerusalén. El primer ministro, Benjamin Netanyahu, amenazó con «promulgar las leyes necesarias para eliminarla de Israel» y señaló que hace «propaganda al estilo de la Alemania nazi». La cadena aseguró que «seguirá cubriendo los acontecimientos en los territorios ocupados de forma profesional».