Mundo | Bitácora

Salir del ajuste

Reactivación. Trabajadores cafeteros. (De Melo Moreira/AFP/Dachary)
La izquierda lusa demostró que no hace falta ajustar para reducir el déficit. Luego de que el gobierno del socialista Antonio Costa –designado primer ministro en 2015– llevara ese índice por debajo del 3%, la Comisión Europea no solo recomendó quitar a Portugal de los controles que el bloque realiza a los países con altos niveles deficitarios en sus cuentas públicas, sino que aconsejó apoyar la recuperación lograda sin acudir a dolorosos recortes. Reducción del IVA, caída en dos puntos del desempleo, suba del salario mínimo, tarifas sociales, aumento presupuestario en Salud, Educación, Ciencia y Tecnología y Cultura, rechazo de la privatización del transporte público en las principales ciudades, recuperación de la aerolínea TAP y un crecimiento de exportaciones de un 6% son algunos de los ejes de las políticas de la recuperación. En el primer trimestre del año, Portugal creció un 1% y recuperó niveles anteriores a la crisis. El próximo objetivo de Costa es reducir la deuda que, ubicada en el 130% del PBI, sigue siendo de las más altas de Europa.