Mundo | Bitácora

Tierra y lucha

Michel Temer está aplicando un recorte inédito de las políticas sociales en el ámbito rural. Se calcula que para 2018 asignará menos del 10% de lo que venían recibiendo diversos planes ligados con la alimentación, escolarización, capacitación, vivienda, agricultura familiar y la reforma agraria. Algunos de esos programas registraron, respecto de 2015, una disminución de hasta el 80%. Organizaciones agrupadas en Vía Campesina lanzaron una campaña para denunciar doce medidas que impulsan Temer y la bancada ruralista en favor de los grandes intereses agropecuarios. «El gobierno está diciendo que va a aumentar e intensificar los agrotóxicos en el campo y liberar más transgénicos, cada uno de estos puntos están interconectados en el ataque a los campesinos y la agricultura familiar», aseguró Alexandre Conceição, del Movimiento sin Tierra.