Mundo | Bitácora

Trabajo chatarra

Kuala Lumpur. Multinacional en la mira. (Lim/AFP/Dachary)

 

Una investigación de The Guardian reveló las prácticas de explotación laboral de migrantes por parte de McDonald’s en Malasia. Un grupo de 15 nepalíes le contó al diario británico las graves violaciones que padecieron en locales de Kuala Lumpur. Entre las irregularidades, destacaron la retención de sus pasaportes y de su sueldo y el alojamiento precario. El sistema utilizado por la cadena era la contratación a través de una consultora laboral para evitar responder por esas prácticas ante los empleados extranjeros. Ron Christianson, portavoz de la corporación, aseguró que terminaron el contrato con la agencia aunque desligó a la proveedora de comidas rápidas aduciendo que «al no tratarse de empleados de McDonald’s no pudieron resolver sus problemas».