Mundo | Bitácora

Una cruzada nacional

Adelaida. Comercio de carne de canguro. (Ghazzal/Rex/Shutterstock/Dachary)
El gobierno australiano está pidiendo a la población que empiece a consumir más carne de canguro. La campaña se basa en la explosión demográfica del marsupial cuya población –estimada en 45 millones en 2016– representa el doble que la de los humanos. Por eso los nutricionistas, en el marco de esta cruzada, señalan que la carne de los marsupiales es más saludable que otras carnes rojas. El incremento de las lluvias, producto del cambio climático, ofreció muchos recursos alimenticios para el crecimiento de esa especie y según un informe realizado por el departamento de Medio Ambiente y Sustentabilidad del estado de Victoria, se trata de una plaga nacional.
Sectores ecologistas se sumaron al pedido, asegurando que en la próxima sequía podrían morir millones y que sus cadáveres quedarían expuestos a la putrefacción, afectando la biodiversidad. Por su parte, los grandes terratenientes de Nueva Gales del Sur alertaron que no existen suficientes incentivos para cazarlos y que están aumentando los accidentes de tránsito a causa de su masiva presencia en la ciudad. Cabe señalar que existe un gran prejuicio sobre incorporar a la dieta al animal más emblemático del país.