Mundo | Bitácora

Una pesada sucesión

El próximo 25 de octubre se llevará a cabo el balotaje en Guatemala, donde competirán el comediante Jimmy Morales, postulante del conservador Frente de Convergencia Nacional (FGN) y ganador de la primera vuelta, y la ex primera dama y candidata de la socialdemócrata Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Sandra Torres, segunda en los comicios tras superar por estrecho margen al empresario y representante del derechista partido Líder, Manuel Baldizón. Las elecciones tienen lugar en medio de una inédita crisis política, desatada por el escándalo por corrupción que involucra al presidente Otto Pérez Molina, quien renunció y fue arrestado una semana antes de los comicios, y la exvicepresidenta Roxana Baldetti, también detenida. Ambos dirigentes, encarcelados luego de que se descubriera que integraron una red de defraudación aduanera conocida como La Línea, están acusados de cobrar sobornos millonarios a cambio de facilitar la evasión de impuestos en las importaciones. A raíz del escándalo, jóvenes encabezaron multitudinarias movilizaciones en la ciudad de Guatemala y otros puntos del país para reclamar el fin de la corrupción y pedir que se renueve la clase política. Alejandro Maldonado Aguirre, representante de la derecha guatemalteca, encabeza la transición hasta fines de enero –momento en que asumirán las nuevas autoridades electas–, en tanto el Congreso de la República designó como vicepresidente a Juan Alfonso Fuentes Soria.