Opinión

Adrián Centurión

«Gracias al fútbol, a mi mamá le di la oportunidad de que no trabaje más, aunque ella lo sigue haciendo porque es una mujer chapada a la antigua. Igual, yo tampoco quiero que se quede en casa sin hacer nada: capaz se enferma. Mi mamá es un ejemplo para mí. Fue costurera de bolsones y después trabajó en un hotel. Siempre voy a ayudarla mientras pueda.»