Opinión

Antonio Gamoneda

«Cuando las cosas llegan a extremos como los que están llegando en términos planetarios, se modifican. La próxima revolución tendría que ser, no política, sino económica. Una economía alternativa que socave los fundamentos del neocapitalismo. Y que se vengan abajo los neocapitalismos y los neoliberalismos. Difícil, largo, duro.»