Opinión

Pedro Brieger

Periodista

El sincericidio de Bolton

En Estados Unidos todavía mucha gente cree que a Donald Trump le robaron la elección en noviembre de 2020 y que su intento por copar el Congreso el 6 de enero de 2021 tampoco se pareció a un golpe de Estado. Más allá del debate sobre lo sucedido ese día fue muy ilustrador escuchar a John Bolton, exasesor de seguridad nacional de Trump y exembajador ante la ONU, explicar en una entrevista en la CNN que Trump no podría haber liderado un golpe porque es torpe e incompetente.
Entre risas cómplices con su entrevistador comentó que él podía hablar con autoridad ya que tenía experiencia en realizar golpes de Estado. Sin entrar en detalles dijo que había escrito sobre el caso de Venezuela en su libro de memorias de su paso por la Casa Blanca y reconoció que allí se había fracasado.  Con una mirada pícara y –otra vez entre risas– aseguro que tenía mucho más para contar, aunque no lo hizo.
Hay demasiados libros y documentos secretos desclasificados sobre los golpes de Estado que financió y organizó Estados Unidos en casi todo el mundo como para sorprenderse de lo que reconoció Bolton.  Pero no es muy común que un funcionario de su jerarquía admita que lo hacen y le diga al mundo que la Casa Blanca tiene la política de organizar golpes de Estado. Es más, dijo que en algunos casos salen bien y en otros no, como en Venezuela.  Vale la pena recordar que en 2019, cuando Washington reconoció a Juan Guaidó como «presidente», el mismo Bolton negó enfáticamente que en Venezuela se hubiera realizado un golpe de Estado. Ahora, en cambio, reconoce que allí fracasaron.
Es muy probable que nadie le exija rendir cuentas a Bolton, por eso se le podría pedir que nos cuente un poco más.  Nos encantaría escucharlo.

Debate. Bolton en una conferencia sobre «seguridad nacional» en la Universidad de Duke, Carolina del Norte.

CYRUS/AFP/DACHARY