Opinión

Fernando Bravo

«Me niego rotundamente a que se pongan cámaras en los estudios. Es ingresar a un mundo en el cual el oyente quedaría como desilusionado, vería como detrás del decorado. La radio es imaginación, como leer un libro. El secreto es el hombre contra el micrófono. Pasan los tiempos, pero la sopa se sigue tomando con cuchara.»