Economía | FMI

Acuerdo en debate

El Ejecutivo envió al Congreso el proyecto con el que se busca refinanciar la deuda contraída por el Gobierno de Juntos por el Cambio en 2018.

Fernández y Georgieva. Según el cronograma legislativo, el proyecto se tratará en la Cámara baja entre el jueves y viernes próximos.

NA

Tras varios días de idas y vueltas, el Gobierno nacional envió al Congreso el proyecto de Acuerdo con el Fondo Monetario Internacional con el que se busca refinanciar la deuda contraída por el Gobierno de Juntos por el Cambio en 2018. Se prevé que el debate parlamentario de la iniciativa, que consta de cuatro anexos, comenzará el lunes en la Comisión de Presupuesto de la Cámara Baja, con la presencia del ministro de Economía, Martín Guzmán, y otros funcionarios del Ejecutivo.
Desde el Gobierno ponen énfasis en señalar que esta es la primera vez que un acuerdo con el FMI es enviado al Congreso de la Nación para su aprobación, y en ese contexto, oficialismo y oposición acordaron un cronograma tentativo para el tratamiento del proyecto que consta de 137 páginas: el próximo lunes, además de Guzmán, concurrirá a la Comisión de Presupuesto de la Cámara Baja el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el presidente del Banco Central, Miguel Pesce; el secretario de Hacienda, Raúl Rigo; y el director del Cono Sur ante el FMI, Sergio Chodos. En tanto, el martes se invitará a referentes de la CGT, la CTA, los movimientos sociales, la Asociación de Bancos de Argentina (ADEBA), la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME), y gobernadores de diferentes provincias. Si el esquema se sigue con puntualidad, el miércoles próximo habrá reunión de la Comisión de Presupuesto para avanzar en el dictamen, y entre el jueves y el viernes habrá sesión para sancionar el texto en la Cámara Baja.
Desde el Gobierno anunciaron el envío al Congreso del acuerdo con el staff del FMI y dieron detalles –a través de un documento– sobre el programa de Facilidades Extendidas que reemplaza el «fallido Stand By de 2018».
✔ El nuevo programa con el FMI, de Facilidades Extendidas, tiene una duración de 2 años y medio.
✔ Es una refinanciación de la deuda de Macri. Es decir, le pedimos plata al Fondo para pagarle al Fondo los vencimientos de aquel préstamo y así mejorar el perfil de vencimientos netos con respecto al insostenible que nos dejó Juntos por el Cambio y que la Argentina pueda seguir creciendo.
✔ Este acuerdo es la única forma de hacer frente a los compromisos asumidos con el FMI por la administración anterior (dado que el FMI no acepta reestructuraciones de deuda).
✔ Tendrá 10 revisiones y serán trimestrales con desembolsos. El pago de los mismos será entre 2026 y 2034, ganando 4 años y medio sin sacrificar dinero de la Argentina para pagar deuda en estos dos años y medio. El primer desembolso del FMI será de 9.800 millones de dólares.
✔ Sin el nuevo programa Argentina no podría hacer frente a los vencimientos brutales que acordó Juntos por el Cambio en el programa Stand By: en 2022 cerca de 19.000 millones de dólares y 2023 cerca de 20.000 millones de dólares.
✔ Todo esto que se logró es inusual en el marco de un programa con el FMI. Se alcanzó un acuerdo sin políticas de ajuste y con incremento del gasto real en todos los años del programa. Permite un camino transitable para nuestro país con mayor previsibilidad, certezas y visión de futuro.
A continuación enumera resumidamente los 10 principales ejes del memorando de entendimiento con el FMI, que comienza con una afirmación: «Habrá un aumento moderado y sostenible del gasto con expansión en infraestructura, ciencia y tecnología y políticas de fortalecimiento de asistencia social y transición de planes sociales a empleo genuino», y continúa señalando que «el acuerdo no prevé NINGUNA REFORMA PREVISIONAL»; que habrá una «reducción virtuosa del déficit fiscal, es decir que irá acompañado del crecimiento real» y que «se llevará adelante una política fiscal contracíclica». Dedica varios párrafos a la reducción y segmentación de subsidios a las tarifas de servicios públicos y resalta la coincidencia de diagnóstico entre Gobierno y FMI sobre los orígenes de la inflación –multicausal–. Los últimos tres ítems involucran el tipo de cambio («No habrá ningún salto cambiario», resaltan), tasa de interés y políticas de crecimiento y resiliencia (desarrollo, empleo, inversión y productividad entre otros). 


Mirta Quiles