Economía

Aportes del cooperativismo

El primer sábado de julio asistimos al Día Internacional de las Cooperativas, cuyo lema para este año es «Las cooperativas y el clima», más que oportuno ante un contexto de crisis sanitaria, social y económica por la pandemia que azota al mundo a raíz de un sistema económico de niveles insostenibles de explotación de la naturaleza y la fuerza de trabajo, que antepone la acumulación de las ganancias por sobre la vida. El cooperativimo como sector económico y modo de vida centra sus objetivos en la satisfacción colectiva de las necesidades y en la vida de las personas. Ante el escenario complejo que nos toca transitar hoy, es importante visibilizar la representatividad del sector. Mundialmente, de acuerdo con estimaciones de la Alianza Cooperativa Internacional, la economía cooperativa tiene asociadas a más de 1.000 millones de personas que resuelven sus necesidades a través de estas organizaciones, genera empleo para el 10% de la población mundial y la facturación de las 300 cooperativas más grandes equivale al PIB de la sexta economía mundial.
En Argentina, las cooperativas están presentes en todo el territorio nacional. Hoy las cooperativas vigentes son 10.700, nuclean aproximadamente a 20 millones de asociados/as en los ámbitos urbanos y rurales, se estima que representan un 10% del PIB y generan unos 240.000 puestos de trabajo directos. Con ello, no debe entenderse al cooperativismo como la rueda de auxilio para enmendar las fallas o los errores del sistema capitalista, pese al indiscutible rol que hoy tiene en la asistencia ante situaciones de emergencia. En contraposición, el sector organizado e integrado tiene una visión estratégica para aportar al modelo de desarrollo nacional, regional y mundial cuyo objetivo es la construcción de otra sociedad.