Economía | POBREZA EN CABA

Ciudad de contrastes

Buenos Aires detenta un presupuesto que la equipara con grandes capitales europeas. Sin embargo, la desigualdad intradistrito se agudiza año a año.

Disparidades. Mujeres, niñxs y habitantes del sur porteño son los más afectados por la pobreza.

FLOR GUZZETTI

En el distrito más rico del país, la esperanza de vida de quienes nacen en la Comuna 8 (que comprende los barrios de Villa Lugano, Soldati y Villa Riachuelo) es 10 años menor con respecto a quienes lo hacen en la Comuna 13 (que abarca Belgrano, Colegiales y Núñez), de acuerdo con relevamientos llevados adelante por la Cátedra Libre de Ingeniería Comunitaria (CLIC), de la Facultad de Ingeniería de la UBA. Dicha asimetría guarda plena relación con más deterioros y mayores condiciones de marginalidad y vulnerabilidad socioeconómica, complementado con pobres condiciones habitacionales, debido a que son barrios donde existen más asentamientos precarios con un menor acceso al agua, cloacas y sistema de salud. El último reporte oficial de la Dirección General de Estadística y Censos (DGEYC) porteña, correspondiente al 4º trimestre de 2021, que mide la pobreza multidimensional en la Ciudad lo rubrica. 
En dicho período, la pobreza multidimensional alcanzó al 21,6% de la población y al 17,5% de los hogares, con aumentos de 1,3 (20,3%) y 2,2 puntos (15,3%) porcentuales respecto de la última medición del mismo cuatrimestre de 2019, informó la DGEYC. En consecuencia, entre 2019 (última referencia por la pandemia) y 2021 la pobreza multidimensional atrapó a poco más de 660.000 personas.
Cabe aclarar que, a diferencia de la medición de pobreza que lleva adelante el INDEC (por ingresos monetarios), para integrar la categoría de «pobre multidimensional» en la Ciudad se debe tener carencia en por lo menos dos de cinco variables: alimentación; salud y cuidados; vivienda y servicios; equipamiento del hogar y privación social y educación. 
Sin embargo, cuando se desglosan los índices por regiones, los contrastes se hacen evidentes. La pobreza multidimensional (por personas) se eleva al 37,2% de la población de la zona Sur, es del 19% en la zona Centro y del 8% en la zona Norte. Y en la clasificación por hogares, las diferencias son similares, con un 7,4% en la zona Norte, 16,8% en la zona Centro y 32,1% en la zona Sur. En consecuencia, en dos años, la población pobre de la zona Norte aumentó 2,4 puntos porcentuales (de 5,6% a 8%) y en la zona Sur creció 4,3 puntos (de 32,9% a 37,2%). En tanto en los barrios de la zona Centro se redujo 6 décimas (de 19,6% a 19%). Mientras, en la clasificación por hogares hubo un incremento de 1,7 punto en los barrios del Norte (de 5,7% a 7,4%), de 1,2 en los del Centro (de 15,6% a 16,8%) y de 5,8 en los del Sur (de 26,3% a 32,1%).
A su vez, el informe de la DGEYC desagregó indicadores y comprobó que del 21,6% de pobres multidimensionales solamente 11,9% serían considerados «núcleo duro»: pobres por ingresos y por otras privaciones no monetarias, cerca de 365.000 personas. En tanto del 17,5% de los hogares estarían en esa condición el 7,4%.

Mujeres, niños y sureños
Otro relevamiento que lleva adelante la Dirección de Estadísticas porteña es el Informe sobre Condiciones de Vida en la Ciudad de Buenos Aires. Si se cruzan ambos trabajos, se puede ver más claramente los contrastes que evidencian los índices de pobreza multidimensional: los grupos más afectados son las mujeres, los niños, las personas desocupadas y quienes viven en la zona Sur de la Ciudad.
El 19% de los hogares encabezados por mujeres son pobres frente al 12,2% de los hogares con jefes de familia varones. Cuando el/la jefe/a de familia está desocupada los hogares pobres triplican la incidencia del total, señala el Informe. A su vez, la pobreza impacta más fuerte, especialmente, en hogares con niños menores de 14 años, y los niveles se elevan cuando aumenta la cantidad de niños que viven en el hogar. «El 33% de los niños, niñas y adolescentes porteños viven en hogares pobres. Son 218.000 niños y niñas porteñas a las que los ingresos de sus padres/madres no les alcanzan para brindarles vivienda, educación, salud y alimento», sostiene el reporte. Y la desigualdad se ve observa también por zona. El 28,5% de los hogares de la zona Sur son pobres, casi 13 puntos por encima de la cantidad de hogares pobres del total de la Ciudad (15,6 %). La transformación no para.


Mirta Quiles