Economía

Espacio para el debate

La cuarta edición del encuentro organizado por el CCC y la Universidad Nacional de Quilmes tuvo como eje articulador el paso del modelo productivo al financiero en el país y la región, con sus ganadores y perdedores. Offshore y fuga.


Pastore, Junio, Villar y Burgos. Espíritu crítico y discusión, los fundamentos de las jornadas. (Horacio Paone)

Por cuarto año consecutivo, se llevó adelante, organizado por el Centro Cultural de la Cooperación (CCC) y la Universidad Nacional de Quilmes (UnQui), el Congreso de Economía Política que tuvo como eje temático el paso del modelo productivo con inclusión social al modelo financiero en Argentina y la región latinoamericana. De las dos jornadas en que se dividió el encuentro, participaron más de 300 personas que asistieron a los 24 paneles donde se presentaron 80 ponencias académicas sobre distintos temas, como estructura productiva, gasto público y sistema tributario, género y economía, cooperativismo de crédito, ciencia y tecnología en el modelo productivo, deuda externa, finanzas y fuga de capitales y mercado de trabajo.

Recuperar el rumbo
La apertura del Congreso, en la Sala Solidaridad del CCC, estuvo a cargo del director del Centro Cultural, Juan Carlos Junio, y del director del Departamento de Economía y Administración (DeyA) de la UnQui, Rodolfo Pastore, quienes estuvieron acompañados por los coordinadores del encuentro: Sergio Paz (UnQui) y Martín Burgos (CCC). «Hemos logrado instalar este Congreso como un polo muy importante de debate, de discusión que se enfrenta con las ideas del modelo neoliberal en sus distintas variantes que están planteadas en el mundo entero», señaló Junio en la apertura. «Sin embargo –continuó–, lo fundamental es la vocación de nuestras entidades y de nuestros departamentos de Economía de aceptar el desafío del debate por el conocimiento, del debate de las ideas en el plano de la economía. Y eso es muy importante, porque tenemos la convicción de que de lo que se trata es que la teoría, los conceptos, las propuestas estén ligadas a la política, y no solo la política como lugar importantísimo de la cultura, sino como parte de la lucha social y la lucha política». Para cerrar su exposición, el director del CCC sostuvo: «Lo central del Congreso es que tiene como marco la lucha por enfrentar a este modelo, a este proyecto político en todos los planos, e insisto, en contribuir al presente y al futuro para ayudar a la sociedad argentina a salir de esta situación y poder cambiar el rumbo y volver a encaminarse en uno ligado con los proyectos de integración continental, de distribución de la riqueza, de inclusión social y de soberanía económica y política».
 A su turno, Rodolfo Pastore recalcó que el Congreso «es parte de un posicionamiento de la UnQui en el mundo académico de la economía desde la corriente heterodoxa», para luego remarcar los ejes que han crecido en importancia de un Congreso a otro, como economía popular, social y solidaria –del que participó el presidente de Idelcoop, Ángel Petriella– y economía y género. «En esa misma dirección, creo que hay cuestiones que hacia futuro hay que pensar en clave de esta economía política. Teniendo en claro que la disputa es también cultural, tenemos que pensar para próximos Congresos en la economía política de la cultura y la comunicación. Otro tema que está en la mesa de debate y que sirve para entender el presente y para comprender cómo nuestras sociedades legitiman políticas que van en su contra tiene que ver con el debate sobre neoliberalismo y subjetividad. Ahí tenemos una línea de trabajo hacia futuro. Y por último, también tenemos que plantearnos un eje de economía política de la gestión, de la gestión administrativa, pública, contable, del conocimiento, para la transformación. Estas son tres líneas a futuro que sería interesante poner en discusión».
Tras la apertura, el panel encabezado por Ana Castellani, Daniel Kostzer, Arnaldo Bocco y Carlos Bianco expuso sobre los ganadores y perdedores del nuevo modelo económico.
«En el marco de este Congreso, donde se debatió sobre la política económica y sobre la economía política, nos parecía que la mirada de los diputados Carlos Heller y Axel Kiciloff sobre esta coyuntura nos podría haber dado un poco mas de luz», señaló Alejandro Villar, rector de la UnQui, en el cierre del 4º Congreso, al referirse a la decisión de los dos legisladores de no concurrir al panel en el marco de la suspensión de actividades políticas por la aparición de Santiago Maldonado sin vida en el río Chubut. Acompañado por Junio, Pastore y Burgos, el rector remarcó: «Este Congreso en su cuarta edición es parte de una función central de la universidad pública: alentar el espíritu crítico, buscar el debate de ideas y propiciar su difusión. Y es, además, un ejemplo de cómo cuando dos instituciones hacen un acuerdo y trabajan colaborativamente, se pueden llevar adelante muchas políticas. Es también un claro caso de sinergia entre el CCC y la UnQui, donde cada uno con sus características puede ir aportando para realizar cosas en conjunto –como editar publicaciones, por ejemplo– y ocupar un lugar que consideramos que es central hoy en Argentina: poder pensarnos cada vez con mayor lucidez para afrontar los tiempos que vienen».