País | Economía | 34 AÑOS DE APYME

Fortaleza en la unidad

La Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios conmemoró sus más de tres décadas de existencia en el marco del Quinto Encuentro de dirigentes del sector.

Julián Moreno. Instó a debatir para impulsar los cambios estructurales en el país. (Horacio Paone)

Debemos trabajar intensamente en el fortalecimiento de la unidad pyme, porque la dispersión va en contra de la representación, de la fortaleza. Es un objetivo a consolidar el de la construcción de un interlocutor de mayor peso frente a los poderes públicos y, en esta batalla que habrá que dar, frente a los representantes de los sectores de la economía concentrada y transnacionalizada», sostuvo Carlos Heller en el cierre del V Encuentro de Dirigentes de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME), que coincidió además con el día de su fundación hace 34 años, ante más de 100 dirigentes empresarios, funcionarios nacionales y provinciales, representantes gremiales y sociales de todo el país que participaron de manera virtual. «Otra cuestión importante –continuó el dirigente cooperativo– y sin subestimar lo que se hace desde la actividad gremial, sectorial, es fortalecer la actividad política, porque es desde la política desde donde se sancionan las leyes, y es desde la relación de fuerzas que se construyen que se puede hacer que esas leyes vayan en un sentido o en otro. Sin acumulación en el terreno de la vida política, sin acumulación en la modificación de esa relación de fuerzas, todo es mucho más difícil».
En otro tramo de su intervención, el presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados y uno de los dirigentes que participó en la fundación de APYME, junto con Floreal Gorini, Pablo Galetti y Juan Carlos Amigo, entre otros, sostuvo que «en el orden de las reivindicaciones para el sector, la principal es un mercado interno solvente. De ahí se desprenden las demás, porque la suerte de las pymes depende del mercado interno, conformado por jubilados, trabajadores, profesionales, que en la medida en que tienen mejores ingresos consumen y generan más ventas y más trabajo». A la vez que pidió avanzar en la idea de «imponer restricciones a las importaciones de los bienes que se producen en el país, para aumentar el círculo virtuoso de producción local, consumidores, mayores ventas de las pymes y, por lo tanto, mayor empleo». Y resumió: «Un mercado interno fuerte, demandante es una reivindicación fundamental en un país que hoy tiene 45% de pobreza. Este es uno de los desafíos principales que tenemos como sociedad».

Definiciones
El V Encuentro, que constó de seis jornadas de debates semanales –que comenzaron a fines de marzo– donde más de 500 dirigentes pyme de todo el país discutieron políticas públicas para el sector en temas clave como sujeto pyme, reforma tributaria, acceso al crédito, mercado interno, empleo, y desarrollo productivo, tuvo su cierre de manera virtual el día que se conmemoraban además los 34 años de vida de la Asamblea de empresarios. En ese marco, el extitular de APYME y actual diputado nacional, Eduardo Fernández, recordó las más de tres décadas de lucha de la Asamblea y sostuvo: «Aprendimos que las pymes de nuestro país juegan un papel importante en la construcción del desarrollo nacional, pero, sobre todo, como ya se había visualizado en su época José Ber Gelbard, que no lo podíamos hacer solos y que era necesario aliarse con los trabajadores y con los otros sectores productivos». Para luego agregar: «También aprendimos que estas construcciones necesitan de proyectos políticos que nos incluyan, y hoy guardamos esperanza en este Gobierno porque desde el inicio convocó a las pymes, a los trabajadores, a las cooperativas y a las organizaciones sociales, y en este marco queremos cumplir nuestro rol a favor de todos los argentinos».
A su turno, el presidente de APYME, Julián Moreno, se refirió a las principales definiciones del Encuentro de Dirigentes, donde «se logró debatir un marco conceptual para impulsar los cambios estructurales que necesita nuestro sistema económico y social». Y a continuación, las enumeró: «Pugnar por un sistema tributario progresivo, donde se graven fuertemente los patrimonios no productivos y no tanto el consumo, porque de este modo se daña el mercado interno, fuente de ingresos del 99% de las pymes». En cuanto a la problemática del empleo, subrayó: «No estamos de acuerdo con que haya trabajadores de primera y de segunda. Cualquier medida para favorecer empleo pyme y la formalidad debe tomarse en forma segmentada, sin desfinanciar al Estado ni afectar derechos de los trabajadores, poniendo el peso de las cargas en las grandes empresas». Y exhortó a «revertir el modelo de primarización de la economía que dejó el gobierno conservador y construir, en cambio, una industria nacional fuerte y pujante» junto con bregar por «un sistema financiero que vehiculice el ahorro de la población como forma de apalancar la producción». Para terminar, el presidente de APYME destacó la necesaria segmentación de las políticas públicas para el sector, porque «del otro lado está la concentración de la economía, que es inversamente proporcional a la calidad democrática».
Moreno afirmó que las conclusiones a las que llegó el V Encuentro son compartidas por la mayoría de las organizaciones de pymes y subrayó que «por eso llevamos adelante la bandera de la unidad y trabajamos fuertemente para lograrla, junto con la Mesa Nacional de Unidad PYME, CGERA, CGE, la Mesa de la Producción y el Trabajo, decenas de cámaras empresarias, dirigentes sindicales y cooperativistas». Y cerró su intervención llamando a «fortalecer la participación gremial y política y a lograr una representación pyme acorde con la importancia de estas empresas en la construcción de una sociedad más justa».


Mirta Quiles