País | Economía | POLÍTICA FISCAL

Gravamen a multinacionales

La secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen, anunció que están debatiendo en el seno del G20 la implementación de un impuesto mínimo global a las compañías multinacionales. El objetivo es «ponerle fin a una carrera de 30 años a la baja en las tasas impositivas corporativas». En efecto, el neoliberalismo impulsó una fuerte reducción de la carga impositiva empresaria apelando a la teoría del derrame. En el artículo «Las consecuencias económicas de importantes recortes de impuestos para los ricos», los investigadores David Hope y Julian Limberg de la Escuela de Economía de Londres sostienen que la reducción de los impuestos a los ricos provocó una mayor desigualdad de ingresos y no tuvo ningún efecto significativo sobre el crecimiento económico o el desempleo. En esa línea, los premios Nobel de Economía Abhijit Banerjee y Esther Duflo concluyeron en otro estudio que «no hay evidencias de que las rebajas de impuestos de Reagan o el aumento de la tasa marginal de Clinton, o las rebajas fiscales de Bush, hicieran nada por cambiar la tasa de crecimiento de largo plazo». En la actualidad, la administración Biden impulsa aumentar los impuestos corporativos al 28%, ya que Donald Trump los rebajó del 35% al 21%. Joe Biden sostuvo que «51 de las 52 empresas más ricas de la lista de Fortune 500 no pagaron un solo centavo de impuestos en los últimos tres años. Vamos: hagámoslo real».