Economía | HIDROVÍA

Mayor vigilancia

Mientras avanzan los estudios técnicos y ambientales para licitar la nueva concesión, la Vía Navegable Troncal Paraná-Paraguay incorporó un nuevo Sistema de Monitoreo y Gestión.

Control y seguridad. El sistema concentra la información generada en los diversos puntos de la traza de la vía navegable.

Foto: Marcelo Manera

La Vía Navegable Troncal (VTN, ruta principal de las exportaciones nacionales, mal llamada Hidrovía) cuenta desde comienzos de septiembre con un nuevo Sistema de Monitoreo y Gestión, dotado de tecnología orientada a la mejora de la seguridad y calidad de servicios a los usuarios. «Lo que era agua de nadie pasó a transformarse en una zona con control de todas las agencias del Estado», destacó el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, al anunciar la innovación. El titular de la Administración General de Puertos (AGP), José Beni, sostuvo a su vez que «lo que antes era ganancia para una empresa privada, hoy lo reinvertimos en mejoras para el control y para la seguridad de la navegación». La decisión se concretó mientras se completa la conformación del Ente Nacional de Control y Gestión de la VNT, creado en agosto de 2021.
Ya se constituyeron comisiones de trabajo y se realizaron jornadas informativas, en junio pasado, en las que se difundieron los trabajos realizados por universidades y organismos. Ese material, más el aporte de otras universidades y entidades que brindarán asesoramiento técnico, servirá de base para elaborar el proyecto y los Pliegos de Bases y Condiciones de la convocatoria que definirá la nueva concesión. Antes del llamado a la licitación deben llevarse a cabo también los estudios ambientales correspondientes. Las responsables de esos análisis serán cada una de las provincias ribereñas del corredor natural de transporte fluvial, en el tramo del rio Paraná. Luego se añadirá el examen referido a las aguas de uso común (con Uruguay) del Río de la Plata. Se prevé finalmente dar cumplimiento a la participación ciudadana, a fin de que se expresen las distintas propuestas y opiniones, lo que implicará una audiencia pública que tendría lugar en los primeros meses de 2023.

Plazo prorrogado
De momento, la cartera de Transporte prorrogó el 2 de septiembre el contrato de concesión con la AGP para el dragado, balizamiento, cobro de peaje y control hidrométrico de la Vía Navegable Troncal, entre el kilómetro 1.238 del río Paraná, punto denominado Confluencia, y la Zona de Aguas Profundas Naturales en el Río de la Plata exterior. Esa intervención estatal directa se mantendrá hasta la toma de servicio por parte de los futuros adjudicatarios de la licitación.
La Administración de Puertos informó, en tanto, que en el primer semestre de este año obtuvo ingresos por 136 millones de dólares y un saldo favorable de 25,5 millones de dólares, lo cual le permitió sostener las condiciones de navegación, aun en el marco de la crisis hídrica: los niveles mínimos de caudal actuales no se veían desde hace medio siglo y reflejan una verdadera emergencia ambiental.
Lo cierto es que la seguridad de los embarques se mantuvo sin registro de eventos de gravedad, a pesar de la histórica bajante del río Paraná, la más pronunciada y de mayor duración que se tenga registro (y todavía hoy muy cerca de la bajante más severa de la historia reciente, ocurrida en 1944).
Monitoreo
Los recursos captados por la AGP permitieron, además, incorporar el nuevo sistema de vigilancia, que concentra la información generada en los diversos puntos de la traza, donde se ubican los Puntos Remotos de Monitoreo. Beni destacó «el rol del Estado para generar mayores oportunidades comerciales, fomentar la producción nacional y contar con información sistematizada y abierta, a fin de planificar con mayor claridad los próximos pasos de la Vía Navegable». Según precisó la AGP, cada uno de los cinco puntos (ubicados estratégicamente en los accesos y zonas de mayor tránsito de la Vía Troncal) incorporó una antena satelital, un sistema para la identificación automática de los buques, un radar, cámaras domo de videovigilancia, así como una estación meteorológica, hidrómetros y boyas multiparamétricas.
Toda esa información se remite al Centro de Monitoreo para su análisis y la generación de alertas para usuarios y organismos estatales, ante cualquier obstáculo o novedad respecto del tráfico. En caso de requerimiento judicial, las grabaciones tendrán una disponibilidad automática de 30 días, y un backup histórico en un archivo. Se anunció por último que se instalarán otros dos centros de monitoreo en puntos estratégicos de la VNT.


Daniel Víctor Sosa