Economía | PRODUCCIÓN GASÍFERA

Oferta fluida

El Gobierno acordó planes de mayor explotación hasta 2028. Autoabastecimiento, ahorro de divisas y subsidios, y exportaciones.

Gasoducto Néstor Kirchner. Su llenado, en su primer tramo, elevará en 30% la capacidad total de transporte del fluido.

Foto: Télam

Una docena de empresas del sector energético (incluida YPF, la mayor operadora del país) aseguraron las inversiones necesarias para aumentar la producción de gas, mientras el Estado avanza en la expansión del sistema de transporte. El proyecto insignia, en ese sentido, es el gasoducto Néstor Kirchner, cuyo progreso autoriza a confiar en que en el invierno de 2023 quedará concluido en su primer tramo, como está previsto. La formación neuquina de Vaca Muerta contará entonces con la infraestructura apta para seguir escalando su explotación, a la vez que se estimula al resto de las cuencas productivas. 
La perspectiva de mayores volúmenes anticipa la expansión del agregado nacional en la cadena de valor de toda la industria, al aprovechar este factor competitivo. A la vez, se prevé sustituir importaciones de Gas Natural Licuado (GNL); la creación de 10.000 nuevos puestos de trabajo; y una baja en el consumo de combustibles líquidos por parte del sistema eléctrico.
La secretaria de Energía, Flavia Royón, destacó el impacto esperado tras conocerse las ofertas recibidas para las recientes Rondas 4 y 5 del Plan Gas. Mediante esa convocatoria se dará continuidad al original «Plan de promoción de la producción del gas natural argentino – Esquema de oferta y demanda 2020-2024», que permitió revertir la tendencia declinante de la producción de gas natural y pasar a récords crecientes de actividad, perforación y producción. Con la extensión del esquema hasta 2028 se proyecta consolidar los envíos a Chile y Brasil en los próximos años, para dar curso a un «futuro superávit energético», que «va a permitir un ahorro de divisas de alrededor de 27.000 millones de dólares», remarcó Royón.
El subsecretario de Hidrocarburos, Federico Bernal, destacó a su vez que las ofertas recibidas (YPF concentró más de una cuarta parte) se hicieron a casi el mismo precio de las rondas previas: 3,54 dólares el millón de Btu (unidad térmica británica). Es decir, menos de un centavo de dólar de diferencia, con lo cual «logramos mantener el precio adjudicado a fines de 2020, principios de 2021, en este contexto complejo de crisis internacional y precios al alza». Concretamente, los valores pactados son casi diez veces menores a los externos. De este modo, resaltó Bernal, se dio «un paso fundamental para asegurar el abastecimiento interno, y a precios sumamente competitivos para el país, su mercado interno, su industria y los millones de hogares que cuentan con el servicio público de gas por redes». 

Otra matriz
También se aseguró el llenado del gasoducto Kirchner, que en su primer tramo elevará un 30% la capacidad total de transporte del fluido. Se presentaron ofertas por casi 18 Mmm3/d (miles de millones de metros cúbicos diarios), cuando lo solicitado en el concurso fue un volumen de 14 Mmm3/d. Y a un precio promedio de 3,41 dólares por millón de Btu, 15% inferior al valor tope requerido.
La operación incluyó ofertas por más de 45 Mmm3/d para abastecer el mega gasoducto, es decir, más del doble de la capacidad que se prevé habilitar a principios de 2024. En tanto, en el marco del avance de las obras, la empresa estatal Energía Argentina adjudicó a mediados de diciembre las obras de ingeniería, provisión de equipos y materiales, y construcción de las plantas compresoras Tratayén (Neuquén) y Salliqueló (Buenos Aires).
Bernal destacó, además, que los nuevos volúmenes de gas natural comprometidos reemplazarán principalmente GNL (gas licuado, cuyos precios futuros para el próximo invierno superan los 40 dólares el millón de Btu) y combustibles alternativos utilizados en usinas termoeléctricas. Los ahorros fiscales, sintetizó, sumarán más de 360 millones de dólares por año y más de 1.700 millones durante la duración del Plan. 
El ministro de Economía, Sergio Massa, destacó por su parte que «lo más importante que produce este programa es el cambio en la matriz del producto bruto interno de la Argentina. En el 2026, si seguimos adelante con este programa, las exportaciones del sector de hidrocarburos van a llegar a pesar en nuestras reservas y en nuestra balanza comercial lo mismo que pesa todo el complejo soja».
Por lo pronto, el próximo año el Plan Gas posibilitará un recorte en los subsidios de 2.200 millones de dólares, así como también un ahorro de divisas de 3.500 millones. El presidente de YPF, Pablo González, expresó que «en esta adjudicación la compañía de bandera volvió a hacer el mayor esfuerzo del mercado al renovar los 21 millones de metros cúbicos del Plan Gas 4 y garantizar más del 50% del abastecimiento del gas para el invierno 2024, momento de mayor demanda». Lo cual, agregó, «contribuirá al ahorro de divisas, la generación de inversiones, actividad y trabajo en el país». 


Daniel Víctor Sosa

Dejar un comentario

Tenés que estar identificado para dejar un comentario.