Economía | NUEVO ACUERDO

Puente de tiempo

En el marco de la renegociación del endeudamiento externo, el ministro Guzmán selló en Francia una prórroga en los vencimientos con el Club de París.

Encuentro. El jefe del Palacio de Hacienda se reunió con el titular del foro de países acreedores y determinaron una extensión de los plazos fijados en 2021.

TÉLAM

Tras el entendimiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y casi como una condición impostergable, el país obtuvo una importante prórroga en los vencimientos con el Club de País, un cónclave de naciones a las que este fin de mes debían pagarse unos 2.000 millones de dólares. Esa deuda ya había sido postergada en julio del año pasado, cuando se vencían originalmente esos compromisos, hasta el 31 de marzo de 2022. Ahora el acuerdo, al que arribó el ministro de Economía, Martín Guzmán, en un viaje relámpago para reunirse con el titular del Club de París, Emmanuel Moulin, implica un nuevo «puente de tiempo» hasta que comience a pagarse al Fondo Monetario. Por su parte, Moulin otorgó un fuerte respaldo con garantías de financiamiento al programa con el FMI, algo que el presidente Alberto Fernández le comunicó a la titular del organismo, Kristalina Georgieva, a horas de que el board defina la aprobación final del acuerdo.
No bien el Congreso Nacional dio el visto bueno a las negociaciones con el FMI, el ministro Guzmán tomó un vuelo a Francia para conseguir mayores plazos en el pago de vencimientos del Club de París en el marco del programa firmado en 2014. En julio del año pasado vencían 2.400 millones de dólares y el compromiso asumido ese mes, en plena pandemia, incluyó el pago de 400 millones y prorrogar hasta el 31 de marzo de este año el saldo pendiente, siempre y cuando el Gobierno argentino mantuviera abiertas las negociaciones con el Fondo para refinanciar los 44.500 millones de dólares con que se endeudó el macrismo.
«El 22 de junio de 2021 la Argentina se había comprometido con el Club de París a alcanzar un acuerdo con el FMI antes del 31 de marzo de 2022. Así, el país logró un puente de tiempo, evitó el default y obtuvo un alivio financiero de 2.000 millones de dólares con este grupo de acreedores mientras seguía negociando con el Fondo», explicaron a Acción fuentes del Palacio de Hacienda.
El apuro de Guzmán por ir a Francia, además del vencimiento que comenzaba a correr desde fin de este mes, tiene que ver con que el viernes 25, el directorio del FMI votará el acuerdo alcanzado entre el Gobierno argentino y el staff del Fondo. «Previa a esta votación del board, el Club de París recibió a Guzmán y manifestó su respaldo a la Argentina y al acuerdo alcanzado por las autoridades», confirmaron desde Economía. De hecho, en el programa anexo al proyecto de acuerdo con el FMI se incluía como condición no caer en default con otros organismos. Y hace especial hincapié en el Club de París.

Respaldo
Con el nuevo acuerdo con el Club, el país gana tiempo y evita nuevamente exponer a la Argentina al default. «Se busca, luego de cerrado el acuerdo con el FMI, concluir las renegociaciones de la Declaración Conjunta 2014 con el Club de París», informaron fuentes oficiales. Además, el nuevo puente representa un respaldo al programa de Facilidades Extendidas durante los dos años y medio de vigencia, a partir del cual también se comienza a pagar también al Club de París.
Previo a un nuevo compromiso con este grupo de países, Argentina debió reestructurar su deuda con acreedores privados y cerrar el refinanciamiento con el FMI. En este contexto, Argentina solamente tendrá que realizar pagos parciales a los miembros de Club de París de manera proporcional a los que haga a otros acreedores bilaterales, de acuerdo con los términos establecidos en el entendimiento del día 22 de junio de 2021.
Inmediatamente, el presidente mantuvo una conversación con la directora gerenta del FMI para comunicarle el avance con el Club de París y ambos reafirmaron la importancia del Programa de Facilidades Extendidas que tratará el directorio del organismo para renegociar la deuda de 44.500 millones de dólares que tomó la gestión de Mauricio Macri. Además, destacaron la importancia del apoyo legislativo que tuvo el acuerdo en el Congreso.
La visita del titular del Palacio de Hacienda a París incluye también reuniones con ministros de Economía y Finanzas de otros países europeos, con los que analizará alternativas para suplir el abastecimiento de gas natural licuado, tanto por la baja provisión derivada de la guerra como por el salto en los precios internacionales del combustible. «El gas juega un rol central para la transición energética y en particular el GNL. Vengo hablando con funcionarios de alto rango de distintos países del mundo para avanzar realmente en la cuestión del GNL; queremos que Argentina produzca GNL», adelantó el ministro en la Argentina Oil & Gas Expo que se desarrolló en el predio de La Rural.