País | Economía | Inversiones ferroviarias

Sobre rieles

El Gobierno apuesta a un aumento de la productividad de amplios sectores mediante la modernización de trenes cargueros, a partir de un millonario financiamiento de compañías chinas.El proyecto incluye además al servicio de pasajeros.

Logística. El plan permitirá una mayor integración y más volumen de transporte desde distintas regiones productivas. (Télam)

El plan de inversión pública en los ferrocarriles, un área clave para el incremento de la productividad de distintos sectores, está avanzando y se reforzará en el corto plazo a partir de un fuerte financiamiento de empresas chinas. El esfuerzo estatal, especialmente en trenes cargueros, proporcionará «un claro impulso a la inversión en infraestructura en la Argentina», evaluó Fitch Solutions, el área de investigación y análisis de la agencia global de calificación crediticia FitchRatings. La calificadora resaltó el progreso reciente en la materia «luego de dos años de debilitamiento de la inversión, como resultado de recortes presupuestarios; el progreso limitado de proyectos lanzados en 2018, como el PPP (Participación Público Privada); y el impacto en 2020 de la pandemia de COVID-19».
El Plan de Modernización del Transporte Ferroviario recibió un fuerte respaldo a fines del año pasado, cuando el presidente Alberto Fernández anunció la firma de cuatro acuerdos con empresas chinas por 4.695 millones de dólares para reactivar las líneas ferroviarias de carga Belgrano, San Martín y Tren Norpatagónico. Los convenios prevén además compras de material rodante y repuestos para los trenes de pasajeros del Área Metropolitana de Buenos Aires y de los servicios regionales y de cercanía. El ministro de Transporte, Mario Meoni, resaltó tras la formalización de los acuerdos con China Railway Construction Corporation Limited (CRCC), China Machinery Engineering Corporation (CMEC) y CRRC Corporation Limited, que las inversiones «permitirán el desarrollo de muchas regiones hasta ahora olvidadas o en las que no se podía producir, porque la logística lo hacía imposible». De este modo, al tiempo que se adecua la infraestructura y se reducen costos y tiempos, las obras previstas generarán más de 28.400 puestos de trabajo en 13 provincias.

Economías regionales
El acuerdo entre el operador estatal de infraestructura ferroviaria (ADIF) con CMEC busca rehabilitar, extender, modernizar y electrificar el ferrocarril Belgrano Cargas. Contempla una inversión de 816 millones de dólares, distribuidos en un 65% en obras ferroviarias y el resto en equipamiento de formaciones y locomotoras, para fomentar el aumento de la participación del tren en la matriz modal. Se dará así continuidad al programa de modernización puesto en marcha en los últimos años, tras un acuerdo previo entre ambas compañías. En ese sentido se prevé aumentar la competitividad de los productos transportados y fortalecer el acceso de las economías regionales a nuevos mercados, con un sistema energético y ambiental sostenible. Se intervendrán para ello 911 kilómetros de vías en la línea, lo cual generará 6.202 puestos de trabajo, y se beneficiarán las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Córdoba, Chaco, Santa Fe, Buenos Aires y Catamarca. Otro memorando de entendimiento con CMEC apunta a rehabilitar el tren Norpatagónico, entre Bahía Blanca (Buenos Aires) y la región de Vaca Muerta (Neuquén), a través de La Pampa y Río Negro, con una inversión de 784 millones de dólares. La intervención de 660 kilómetros de vías generará 5.420 puestos de trabajo. En particular, el proyecto de la Patagonia Norte, si se completa según lo planeado, tiene como objetivo brindar apoyo para el desarrollo de petróleo y gas en la formación de hidrocarburos no convencionales neuquina.
El acuerdo con CRCC, en tanto, reactivará la línea San Martín de Trenes Argentinos Cargas mediante una inversión de 2.603 millones de dólares, distribuida en dos etapas, en las que se intervendrán en total 1.813 kilómetros de vías, lo que generará 16.830 puestos de trabajo. Las provincias beneficiadas serán Buenos Aires, Santa Fe, San Luis, Córdoba y Mendoza.
Las obras e inversiones previstas en el plan de modernización reforzarán los avances del primer año de gestión, cuando se garantizó el funcionamiento del transporte y se reactivaron trabajos paralizados. La meta, a mediano plazo, es intervenir más de 4.200 kilómetros.
Trenes Argentinos Cargas (TAC), que gestiona las líneas estatales Belgrano, San Martín y Urquiza, logró trasladar en 2020 el mayor volumen del último decenio: 6,1 millones de toneladas de carga, un 15% más que el año anterior. Si bien el 65% de las toneladas transportadas corresponde al despacho de granos, muchos de los productos provenientes de las economías regionales del NOA, Cuyo y la Mesopotamia alcanzaron récords históricos durante el año. En particular se destacó el azúcar desde Jujuy; mientras el carbón de coque superó su marca con más de 26.000 toneladas en un mes, desde Mendoza. También desde la provincia cuyana se recuperó, luego de 17 años, el transporte de yeso.
Respecto de la línea mesopotámica, que este año volvió a recorrer su traza completa entre Zárate (Buenos Aires) y Garupá (Misiones), se incrementó el transporte de piedra. Al rollizo de pino, que va de Corrientes a los puertos entrerrianos de Ibicuy, se sumó la recuperación del transporte de pasta de celulosa y cemento entre Misiones y Buenos Aires. Crecieron además las cargas directas de granos en Chaco y Salta, mientras se mantuvo la demanda de empresas de bebidas, alimentos, materiales para la construcción y de derivados del papel de distintos puntos del país.
Por último, se finalizaron las obras para permitir, por primera vez en la historia, el ingreso del tren a las terminales portuarias del complejo agroindustrial de Timbúes, en Santa Fe, para beneficio (reducción de costos) de siete provincias del Norte.


Daniel Víctor Sosa