Economía

Voto cantado

«Los ciudadanos votan una vez cada dos años, pero los mercados votan todos los días». Es una frase hecha, que todos hemos oído alguna vez. En campaña, el dólar se muestra como un termómetro embrujado: no mide la fiebre, sino que la genera. El mes previo a los comicios, el peso se devaluó 20% por mera especulación, impactando en la inflación y en la distribución del ingreso. ¿Quién ganó?
El mercado se hizo escuchar: con tal candidato viene el caos; con tal otro hay que hacer reformas. Al día siguiente de las PASO, la Bolsa trepó un 3,4% y el riesgo país bajó 6%. Las acciones argentinas volaron hasta 11,6% en Nueva York. Basta leer algunas declaraciones de los representantes de la entelequia llamada mercado para saber quien ganó realmente. El titular de la Bolsa local resaltó: «En el exterior se tomó muy bien». Un analista dijo: «Si en octubre se repite este resultado se cumple uno de los pedidos de Morgan Stanley para calificarnos de emergente». Para la calificadora Fitch el resultado «le permitirá al gobierno avanzar en las reformas laboral e impositiva».
Esa semana el vice de Trump dijo: «Estoy aquí para felicitarlo por los audaces programas de cambio para transformar la economía argentina». El vice de la Cámara de Comercio de EE.UU. se congració: «Estamos muy satisfechos por el avance en el último año y medio. El presidente Macri merece un gran elogio por este avance», y agregó: «Dado lo logrado hasta ahora, tenemos un gran deseo de que la agenda de reformas continúe su curso». Por su parte, el titular de la Cámara de Comercio de EE.UU. en Argentina auguró «grandes chances» de que ingresen 16.000 millones de dólares siempre que «los procesos de transformación prosigan». Finalmente, el titular del Banco Mundial confesó venir para «discutir las reformas económicas».
Hay veces que el mercado no solo vota, también parece que gobierna.