Señales

Abrazos poderosos

Ezequiel e Iván viven en la Villa 21 y denunciaron a un grupo de efectivos de Prefectura que los torturaron en una garita en la entrada del barrio. Esa osadía, la de la denuncia pública, les valió amenazas y persecuciones. Una multitud, conformada por vecinos, miembros de organizaciones sociales y de derechos humanos, se reunió para respaldarlos. Y no faltaron abrazos. (Sub.Coop)