Señales | Memoria, verdad y justicia

Ahora, Mercedes Benz

En diciembre de 2018 y tras 15 años de instrucción y uno de juicio, la Justicia condenó a dos exjefes de la planta de General Pacheco de la empresa Ford como partícipes necesarios de detenciones ilegales y tormentos, marcando un hito en la sanción de la responsabilidad civil con el terrorismo de Estado. Ahora parece haber llegado el turno de otra automotriz: la alemana Mercedes Benz. El Juzgado Federal número 2 de San Martín, a cargo de la jueza Alicia Vence, citó al exgerente de Mercedes Benz Argentina, Juan Ronaldo Tasselkraut, a dar declaración indagatoria el 23 de marzo por su posible participación en el secuestro de 18 obreros de la planta que la multinacional tiene en González Catán, en 1977. Los primeros pedidos para que la jueza de San Martín indague al exgerente se remontan a fines de 2014. Recién en 2021 la jueza citó a Tasselkraut para principios de marzo de este año, pero su abogado defensor, el exjuez del Juicio a las Juntas Jorge Valerga Aráoz, elevó un pedido de nulidad que finalmente fue rechazado por Vence.
Además de la confección de listas e información sobre los domicilios de los trabajadores, en la causa figuran otros elementos que involucran directamente al exgerente, como la reunión de los directivos de Mercedes Benz con militares en 1977, donde expresaron su preocupación por los reclamos laborales. Solo días después 18 delegados y trabajadores fueron secuestrados en sus domicilios o en la misma planta y fueron llevados al centro clandestino «El Campito», que funcionó en Campo de Mayo. Cabe aclarar que ya en 2018, dos exdirectivos de la automotriz de General Pacheco, Pedro Müller y Héctor Sibilla, fueron condenados por secuestros y torturas a trabajadores de esa fábrica. El fallo ya fue confirmado por Casación.