Señales

Ahora sí

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) anunció la extensión del swap de reservas con China, un canje de monedas que fue muy criticado por el actual gobierno cuando era oposición. La operación le asegura al Central reservas en moneda dura a través de un intercambio de yuanes por pesos y sirve en un contexto de fuerte corrida cambiaria para apuntalar las existencias. El primer swap fue suscripto en 2009, en 2014 se suscribió un segundo acuerdo, que fue ampliado en 2015. Pero en ese momento, analistas del establishment, luego funcionarios de Cambiemos, criticaron la operatoria. El expresidente del Banco Nación, Carlos Melconian, calificó de fantasía la iniciativa y deslizó que el efecto del acuerdo en las reservas sería inexistente. En la misma línea, el extitular del Central y referente del Frente Renovador, Aldo Pignanelli, alertaba que la moneda china no era una divisa calificada como el dólar o el euro. Mientras que el actual ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, estimaba que para que el convenio surtiera efecto habría que esperar «al menos una década y media».