Señales

Comunidad amenazada

Tiempo de lectura: ...

El ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo de la provincia de Formosa, Jorge González, acusó a Félix Díaz, autoridad –qarashé– de la comunidad qom La Primavera, de haber orquestado una «suerte de cruzada de delitos fantaseados, preparando el terreno para una nueva operación contra Formosa».
Estas afirmaciones surgen a partir del revés recibido por el gobierno provincial respecto de su pedido de levantamiento de la medida cautelar impuesta por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que obliga al Estado a proteger a los habitantes de la comunidad.
Pero no es el único argumento que pone de manifiesto la endeblez de la acusación del funcionario provincial, dado que en innumerables casos –incluso poniendo en riesgo su propia vida y la de su familia– Félix Díaz denunció hechos de violencia, amenazas, robos e irrupciones en la comunidad por parte de criollos, ante la desidia de la policía provincial y de la Gendarmería, justamente los encargados de garantizar su seguridad, tal como lo manifiesta la medida de la CIDH.
Estos episodios ya se cobraron la vida de 10 integrantes de la comunidad en los últimos 4 años. El caso más reciente es el de Esteban Medina, de 17 años, cuyo cuerpo fue encontrado a la vera de la ruta 86 el pasado 3 de enero. El mismo escenario donde el pueblo reclamó en 2010 por la devolución de sus tierras ancestrales. Reclamo que aún no tuvo respuesta y que para algunos no es más que una «fantasía y una operación contra la provincia».