Señales

Echegaray, referente de la izquierda

Patricio Echegaray, hasta el año pasado secretario general del Partido Comunista de Argentina (PCA) falleció a comienzos de agosto tras una larga enfermedad.
Echegaray fue uno de los principales referentes de la izquierda en Argentina, con proyección latinoamericana y mundial. Fue un  ferviente latinoamericanista y un consecuente antiimperialista y ya desde la Federación Juvenil Comunista (FJC) impulsó las Juventudes Políticas, en las cuales confluían las tradiciones políticas populares como peronistas y radicales, con la mira puesta en la unidad de la izquierda y las fuerzas progresistas.
En 1986 ejerció la Secretaría General del partido y fue artífice de Izquierda Unida, alianza entre el PCA y una fuerza trotskista. Con esa coalición –inesperada para la política argentina– fue electo legislador porteño en 2000. Echegaray preanunció el derrumbe del llamado socialismo real en la Unión Soviética y demás países europeos y, a la caída del Muro de Berlín,  asumió un debate crítico respecto de esas experiencias. Con otros dirigentes latinoamericanos produjo La Carta de los Cinco, documento que junto con el reconocimiento de esa situación, analizaba la crisis del capitalismo desarrollado, alertando sobre los padecimientos que soportarían los pueblos con su hegemonía mundial.
Echegaray fue un incondicional amigo de Cuba. Con igual ímpetu luchó contra el ALCA y vivió con fervor el proceso iniciado a principios de siglo en Venezuela, Ecuador, Bolivia, Brasil y Argentina.
Así, el PCA fue parte del proceso que encabezaron Néstor Kirchner y Cristina Fernández y en 2015, Echegaray fue candidato a diputado al Parlasur del FpV.
Su claridad para leer la realidad lo llevó a impulsar la batalla cultural, coincidiendo con Floreal Gorini, a quien respetaba y admiraba y de quien fue amigo y compañero.