Señales | LESA HUMANIDAD

Indagan a empresarios

Pese a los últimos reveses judiciales que desvinculan a cómplices empresarios del genocidio perpetrado por la dictadura cívico-militar que comenzó el 24 de marzo de 1976, el Juzgado Federal 2 de San Martín llamó a indagatoria a ocho exdirectivos y gerentes de las empresas Cerámica Cattaneo y Porcelana Lozadur, por el secuestro de 15 trabajadores y delegados sindicales, de los que solo dos sobrevivieron. Ambas firmas funcionaron en la localidad bonaerense de Villa Adelina. El llamado del juzgado involucra a dos exdirectivos de Cattaneo: Carlos Alberto Gasparutti y Alfredo Mauricio Katzenstein; y a seis exmiembros de Lozadur: Pedro Ernesto Bouche, Pedro Urs Naser, Daniel José Eduardo Igartúa, Alfonso Godofredo Amoroso Copello, José Ramón Penas y Miguel Luis Puigdevall.
Entre 1976 y 1977, al menos 15 trabajadores, trabajadoras y delegados sindicales de ambas empresas fueron secuestrados y torturados y solo dos recuperaron la libertad, mientras que el resto fue asesinado o aún permanece desaparecido. Si bien los responsables militares por algunos de estos hechos fueron juzgados en 2014 en el juicio «De los trabajadores», de dicho proceso surgieron las pruebas documentales y testimoniales que dieron inicio a la investigación sobre el rol de las empresas, directivos y cargos jerárquicos y la motivación económica detrás de los delitos.