Señales

Madres de la Plaza

El 30 de junio de 1977, por iniciativa de Azucena Villaflor, un grupo de madres decidió acercarse a la Plaza de Mayo y visibilizó el reclamo por la aparición de sus hijos desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar. A 38 años del hecho, las Madres realizaron una serie de actividades especiales con el fin de homenajear aquel reclamo que se convirtió en un hito de las luchas populares. La Asociación que conduce Hebe de Bonafini llevó a cabo la tradicional vuelta en torno de la Pirámide de Mayo, acompañada por una radio abierta y un show musical que contó con la participación de destacados artistas. Bonafini, a cargo del cierre del acto, afirmó: «Las Madres festejamos y eso no está mal porque hacemos lo que nuestros hijos querían. Ellos hacían la revolución con amor, para tener una patria justa y para todos». Con la entrega de un pañuelo blanco, fue homenajeado el director de Acción, Ulises Gorini, en virtud de sus múltiples trabajos sobre la historia de las Madres de Plaza de Mayo. Por su parte, las integrantes de Línea Fundadora se concentraron frente al Monumento a Manuel Belgrano y realizaron la clásica ronda de los jueves, seguida de un acto que convocó a militantes de derechos humanos, miembros de organizaciones sociales y artistas. En la actividad, Mirta Acuña de  Baravalle, miembro de Línea Fundadora y una de las 14 madres que participó de la primera reunión en la Plaza de Mayo, señaló dirigiéndose a los jóvenes: «Tenemos momentos que nos sentimos débiles y tal vez los necesitamos para que nos levanten el ánimo. Ustedes nos reconfortan y nos hacen seguir adelante». En la actividad, los presentes exigieron la publicación de todos los archivos de la última dictadura cívico-militar, así como juicio, castigo y cárcel efectiva a los genocidas que participaron de la represión en ese período oscuro de la historia argentina.