Señales

Manos limpias

Pericias realizadas por el Departamento de Caracterización de Materiales del Centro Atómico Bariloche (CAB) determinaron que el joven Rafael Nahuel fue asesinado por la espalda con un arma de Perfectura durante la represión a la comunidad mapuche en el lago Mascardi el 25 de noviembre pasado. Además, el informe señala que no hay huellas de explosivo o pólvora en sus manos, lo que desmiente el argumento de que fue baleado porque había atacado con armas de fuego a los efectivos de seguridad. El estudio, además, revela que los uniformados dispararon al menos 114 veces contra los mapuches con ametralladoras MP5, pistolas Beretta, todas de 9 milímetros como la bala que acabó con la vida de Rafael. 


Pericia. Análisis en el Centro Atómico. (Télam)